Biografía

J. Lallemant. Imagen libre de copyright bajo la Licencia CC0 1.0 (dominio público)

Joehan Lallemant Bolaga y Romero (Bogotá, 25 de enero de 1982), conocido a veces como «Joehan L. Romero«, a veces como «Joehán Lallemant«, aunque más comúnmente como J. Lallemant, es un escritor colombiano, profesional en Ciencia de la información, poeta, investigador del cristianismo primitivo, exponente de la metapoesía,  y autor de libros como Las verdades ocultas de la Biblia y Cinco consejos para la vida. En sus disertaciones aborda temas acerca de cristianismo primitivo, gnosticismo, aspectos bíblicos desde una perspectiva investigativa, aspectos éticos de toda índole (aborto, eutanasia, etc.), extraterrestres y cosmogonía, entre varios otros.

En su faceta como poeta, Lallemant ha destacado como exponente de la metapoesía, una propuesta literaria, artística y poética que él entiende como innovación y renovación en las formas visuales, escritas y auditivas en el lenguaje y la poesía. Entre las figuras literarias metapoéticas que ha expuesto se encuentran: adjetivización, caligramía, degradé, divergencia, hipertexto, homogenerización, homografía ambivalente, homonimia fónica, inversión, metamorfogénsis, metamorfología, entre varias más (ir a Figuras metapoeticas).

Su primer encuentro con la poesía, tal como narra en Tasté, selección de poemas de amor, fue mientras cursaba el colegio, en donde ganó el Premio de Poesía y Mini-ensayo Amoroso Inem Santiago Pérez (1998); posteriormente creó el portal de poesía contemporánea Metapoesía y, en tiempo más reciente, ha destacado como creador de relatos breves convirtiéndose en doble finalista del concurso Bogotá en 100 palabras, en la primera versión (2017) con su relato Lo más esencial, y en la quinta versión (2022) con su relato La elección más difícil.

Ha realizado recitales en la Casa de Poesía Silva (Colombia), la Biblioteca Luis Ángel Arango (Colombia), y en otros escenarios culturales, y ha sido invitado a realizar alocuciones radiales. Fue participante del Encuentro Nacional de Escritores “Fundación EL PRETEXTO”, en Colombia.

En cuanto a certámenes literarios ha participado en el Premio Internacional de Poesía ciudad de Melilla, Premio Mundial de Poesía Mística Fernando Rielo (España), Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines (México), Premio Internacional Homenaje a Pablo Neruda (Chile), y Premio Nacional de Literatura (Colombia), entre otros.

Sus poemas han aparecido varias obras antológicas como la Antología latinoamericana Un canto a Iberoamérica o insertos en libros de otros autores. Su poética, en principio, escencialmente amorosa, ha ido evolucionando a formas más instrumentales y de mayor innovación y es, en síntesis, la obra metapoética, donde se condensa su estilo actual, de ruptura con las formas tradicionales, de innovación en la forma de leer, en la forma de captar el escrito, dándole movimiento al texto mismo y exponiéndolo a las más diversas variaciones.

Como profesional en Ciencia de la información se ha hecho conocida en los círculos de archivos y documentación su frase:

«Un archivo no es sólo una sucesión de documentos: es historia y memoria».

Aunque no es posible saber cuál fue la primera vez que apareció en internet, Lallemant sostiene que la creó mientras cursaba su pregrado en la Universidad del Quindío, y que eventualmente alguien más, quizás un docente, la replicó en internet, de donde poco a poco fue extendiéndose.

Ademas cabe resaltar su trabajo de grado titulado: I-Book: un nuevo formato documental híbrido entre los formatos textuales y de audio, o hipótesis de la hibridación documental y los orígenes de los formatos documentales y de audio.

Sin embargo, en tiempo más reciente J. Lallemant ha tomado distancia del entorno poético para abordar temáticas investigativas, filosóficas y humanísticas. Es así como ha dado luz Las verdades ocultas de la Biblia, en donde aborda temas como la virginidad de María, el verdadero pecado original, María Magdalena como esposa de Jesús, Lucifer, el origen del cristianismo, el significado de la cruz, la magia sexual, los evangelios gnósticos, y los hermanos de Jesús, entre muchos otros. Y en Cinco consejos para la vida aborda la vida desde una perspectiva muy filosófica que, con mucho, nos recuerda al budismo cons sus planteamientos de no esperar, no culpar, dejar fluir y perdonar.

J. Lallemant con el libro Las verdades ocultas de la Biblia

Endología

Tras defender las banderas del cristianismo gnóstico por un tiempo, creó la Endología, una doctrina no teísta (aunque al tiempo no atea) cuyo propósito primordial consiste en alcanzar la comprensión trascendental acerca de la vida como movimiento cósmiso y lo que uno mismo es, aspectos que deben conducir a la cesación de todo tipo de sufrimiento y que, de algún modo, guarda semajenza con el budismo. Ejercicio, alimentación adecuada y hábitos correctos, son algunos de los principales aspectos de dicha doctrina.

Dentro de ella ha postulado cinco mandamientos, cinco verdades y cinco consejos a los que ha denominado los cinco mandamientos endológicos, las cinco verdades endológicas y los cinco consejos endológicos (o cinco consejos para la vida).

Además sostiene que los espíritus no son eternos, y sostiene que si los espíritus (o conciencia) hubieran sido eternos, ahora mismo nosotros seríamos perfectos, pues habrían tenido toda la eternidad en el pasado para adquirir conciencia de sí. Para J. Lallemant »’el universo y la vida surgen en forma espontánea»’ y, por más duración que puedan tener, así como surgieron en algún momento, también en algún momento eventualmente cesarán.

No religión

Para J. Lallemant una religión ayuda hasta determinado punto, pero se convierte en obstáculo a partir de cierto punto. De este modo, la religión es como una especie de caminador con el que se ayudan los niños y que sirve hasta una determinada edad, pero siendo obsoleto para alguien que ya haya aprendido a caminar.

En su libro, Las verdades ocultas de la Biblia, expresa:

Esta es la nueva era y no hay necesidad de diezmar ni ofrendar nada con el objetivo de mantener a otros o nutrir organizaciones religiosas que están interesadas más en el dinero que en la real liberación espiritual de sus feligreses. Cada cual, sin la mediación o la torpe guía de ningún pontífice, puede observar, enjuiciar y eliminar sus defectos con la ayuda e invocación de su Divina Madre, de la Stella Maris que vive en el fondo de su propio mar. Cada cual, sin necesidad de acudir a cuatro piedras frías como la muerte y oscuras como el carbón, puede cultivar el sentimiento del amor, construir una iglesia en su interior y medirla con una caña. Juntos, en pareja, pueden amarse verdaderamente y nutrirse con las vitaminas del amor y las caricias. Cada cual puede conocer y experimentar a Dios, aquí y ahora, sin institución alguna, sin ritos y sin diezmos. Y puede hacerlo así porque Dios no mora en las nubes ni está en algún lugar remoto, como han tratado de enseñarnos a modo de ardid de distracción, sino que vive y palpita en nuestro propio interior.
Esto es Gnosis, y por posiciones como estas fue que fuimos exterminados con violencia en el pasado; pero ya las hogueras se han apagado e ilumina la luz de la inteligencia desembarazada de todo dogma absurdo y en otro tiempo irrefutable.

Aparte de esto, J. Lallemant tiene una visón cosmogónica propia en la que, sostiene, todo surgió de la nada, pero por contraposición, que todo vuelve a la nada.

Bibliografía

Ver publicaciones

Deja una respuesta